Mujer con lupa en ropa interior
Salud sexual

Todo sobre el flujo vaginal

El flujo vaginal es uno de los términos de salud más buscados en Google y, si bien es un fluido corporal completamente normal, muchas de nosotras todavía estamos demasiado avergonzadas para hablar de ello.

Y por eso, a continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber del flujo vaginal:

Nota: Si necesitas extra lubricación en los encuentros sexuales, es momento de que conozcas la variedad de condones trojan o los que más te agradan, para elegir el que más te guste.

¿Qué es el flujo vaginal y por qué ocurre?

Chica con mano en su cadera

El flujo vaginal es un líquido blanco o transparente que sale de la vagina y desempeña un papel en la regulación, limpieza y lubricación de la vagina.

La descarga no es solo una función corporal normal, sino también una función corporal saludable.

Tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas y ayuda a eliminar las bacterias de la vagina, así como a proteger el área de bacterias y lesiones.

¿Cómo saber cuándo no es saludable?

El aspecto y la consistencia de la descarga pueden variar. Una descarga saludable generalmente es clara, blanca y consistente, mientras que la descarga no saludable puede tener una consistencia espesa de ‘requesón’, puede ser gris o acuosa, marrón o amarilla y, en algunos casos, incluso verde.

A continuación, hay una guía general a seguir para comprender lo que indica cada tipo:

Secreción blanca clara y consistente

El flujo vaginal saludable debe ser razonablemente consistente, transparente o de color blanco con una consistencia sólida que pueda ser resbaladiza.

Secreción blanca espesa

Una secreción muy espesa con una consistencia casi de ‘requesón’ puede indicar que tienes aftas, especialmente si esto se acompaña de picazón y dolor alrededor de la vulva y los labios.

Flujo acuoso, delgado y gris

Si Tu descarga tiene una consistencia acuosa y un color gris, puede significar que estás experimentando vaginosis bacteriana (VB).

Esto también suele ir acompañado de un olor característicamente “a pescado”, así como dolor o molestias en la vejiga al orinar, similar a los síntomas de la cistitis.

Secreción verde

Un flujo vaginal verde o ligeramente amarillo puede indicar nuevamente una infección, con la coloración causada por la respuesta inflamatoria del cuerpo.

La infección que la secreción verde a menudo indica es la tricomoniasis, que es una ETS.

Es posible que los síntomas no aparezcan durante un mes después de que se desarrolle la infección, con otros signos que incluyen dolor, hinchazón o picazón alrededor de la vagina y dolor o molestias al tener relaciones sexuales.

Flujo vaginal de color marrón

La secreción marrón puede ser causada por manchado o sangrado avanzado. También puede ser el resultado de omitir una píldora, comenzar una nueva píldora hormonal o que tu cuerpo elimine la sangre residual de tu período.

En algunos casos, la secreción marrón puede ser una indicación temprana de embarazo.

¿Cómo saber si tienes una infección?

Chica nerviosa

Un cambio en el olor o color de tu flujo vaginal puede ser una señal de que tienes una infección, pero cualquier tipo de molestia, ardor o una nueva sensación que no se haya experimentado antes también es una indicación.

El dolor con las relaciones sexuales también es un síntoma muy importante. Un cambio en el olor es un signo mucho menos común de infección porque, al contrario de lo que piensan muchas mujeres, la mayoría de las infecciones no tienen mucho olor.

También puede interesarte qué tipo de condón usar si tienes una infección vaginal.

¿Cuándo visitar a tu médico de cabecera?

Es importante que las mujeres se sientan cómodas hablando de su salud íntima y que busquen consejo de un farmacéutico o médico de cabecera si algo cambia drásticamente.

¡Ahora los sabes! Necesitas prestar más atención a tu flujo vaginal, que no te mortifique este tema, es por tu salud.