hamburguesa-americana-clasica-receta

¡Tu queso para hamburguesa!

Una hamburguesa, y especialmente una hamburguesa con queso, es una comida norteamericana tan clásica que miles de restaurantes, grandes y pequeños, se dedican a este alimento.

Claro, es divertido salir a comer una de vez en cuando, pero una con queso es tan fácil de hacer en casa que vale la pena experimentar con diferentes opciones.

Si tienes antojo de un platillo así de delicioso, te recomendamos buscar comida cerca de mí desde tu app; forma parte de un programa de lealtad para que recibas grandes recompensas todo el año.

Comienza con un Queso Clásico

¡La clave para una gran hamburguesa con queso es, por supuesto, el queso!

Selecciona un delicioso queso lácteo real de la granja que puedes encontrar en cualquier supermercado.

Comenzando con los clásicos, puedes armar tu platillo con queso cheddar, queso suizo o queso azul.

hamburguesa con queso

Cheddar

Uno de los ayudantes de hamburguesas con queso más populares es cheddar, que le da a la hamburguesa con queso un sabor agradable y audaz.

Las variedades de cheddar blanco o amarillo varían de suaves a fuertes (o añejos). Por lo general, los quesos jóvenes (suaves) se derretirán mejor.

Queso suizo

El queso suizo es otro queso súper derretido y tiene un sabor muy especial cuando se combina con tocino o champiñones salteados, como en la conocida Mushroom Swiss Burger.

Este queso tiene un sabor muy distintivo pero suave, lo que lo convierte en una excelente opción para agregar a una hamburguesa.

Queso azul

Ya sea que “rellenes” una hamburguesa con queso azul o lo derritas encima, este queso agradablemente picante y extremadamente cremoso hace que una hamburguesa sea verdaderamente decadente.

Muchos restaurantes exclusivos a menudo presentan el queso azul en sus hamburguesas junto con tocino de alta gama, pues el efecto combinado de ambos crea uno de los sabores más ricos que existen.

Queso Brie

Es un queso suave de leche de vaca desarrollado en Francia. El queso Brie a menudo se encuentra en una tabla de quesos o se sirve caliente envuelto en hojaldre para un elegante aperitivo.

Una hamburguesa con queso Brie derretido es excepcional. Sabe mucho mejor si la acompañas con una cerveza de Frankfurt, Munich o Bruselas!