¿Cómo pedir el mejor café?

¿Cómo pedir el mejor café?

Para los amantes de esta bebida, no es cualquier cosa. Se adapta a todos los climas, ocasiones y contextos. La versatilidad del café ha hecho que la bebida sea aún más popular. Fuerte, ligero, muy caliente o helado, hay uno para cada ocasión. 

Por lo tanto, en la actualidad, muchas personas cuentan con una tarjeta de cliente frecuente de su cafetería favorita. Ser parte de estos programas llena de beneficios a los amantes del café, desde promociones exclusivas hasta bebidas gratis.

Actualmente hay nuevas tendencias y recetas que surgen todos los días, sobre todo gracias a las cafeterías más populares del mundo. Es difícil hacer un seguimiento de las diversas preparaciones de café que están disponibles ahora, especialmente para un principiante.

Guía rápida para principiantes sobre cómo pedir café

Latte

Está hecho con un tercio de espresso, dos tercios de leche caliente y se completa con una capa de leche espumosa. Se dice que la bebida se originó en Italia y el nombre se deriva de la palabra italiana ‘caffelatte’, que significa café y leche. 

Esta es la bebida más común es una gran alternativa para empezar si alguien está probando café por primera vez. Sus proporciones pueden enmascarar el sabor amargo, haciéndolo atractivo para los principiantes.

Preparando un café latte

Capuccino

A diferencia del latte, los capuchinos se componen de porciones iguales de café, leche y espuma. Las capas de elementos están mucho más definidas en un capuchino que en un latte. El sabor amargo en los capuchinos es más fuerte y, a quienes no están acostumbrados, podría no gustarles. 

Por otro lado, los capuchinos son una gran bebida para aquellos que están familiarizados con el el sabor pero no les gusta solo el espresso sin leche ni azúcar.

Espresso y Americano

Una deliciosa y texturizada taza de café negro oscuro. El espresso se prepara con agua caliente o vapor y granos finamente molidos. El resultado es una mezcla concentrada de café puro

Por otro lado, para hacer un americano, se agrega agua caliente al trago de espresso concentrado, lo que disminuye mucho la concentración del sabor fuerte. Excesivamente amargas, estas bebidas no son las preferidas para quienes no beben con regularidad. 

Sirviendo una taza de café

Frappé 

Elaborado con espresso, hielo granizado, leche y azúcar. Esta bebida se originó en Grecia y es popular entre aquellos que no desean beber el sabor tradicional amargo. Popularmente se puede referir a los frappés como ‘postre en un vaso’. Estas bebidas son dulces, ricas y cremosas. 

El sabor del café agrega el sabor necesario a los frappes, o puede no contener el concentrado. Lo que la convierte en una bebida bastante popular. Se hizo popular por las diversas cadenas de cafeterías. Ahora casi todas las cafeterías ofrecen esta bebida.

Café helado

Se hace con café previamente preparado que se vierte sobre leche y hielo, se sirve frío. En comparación con los frappes, el café helado es más amargo ya que el contenido de azúcar y hielo es menor.

Hay bastantes variantes de esta bebida y aquellos a los que les gusta el café, les encanta experimentar con las diferentes texturas y sabores.