Chica con cepillo de dientes
Salud y belleza

Pasos para una buena higiene bucal

En los últimos años, los estudios han demostrado que la enfermedad dental puede estar vinculada a enfermedades dentro del cuerpo, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Queremos ayudarte a mantener una buena higiene bucal, ¡aquí hay algunos consejos principales para que mantengas una boca saludable:

Cepíllate dos veces al día

Es importante que te cepilles dos veces al día, con un cepillo de dientes suave y simple de cabeza plana.¡Es la clave de una buena higiene bucal!

Es importante enfocarte en la línea de las encías ya que la placa siempre migra hacia las encías.

Usa una pasta dental con fluoruro también, ayuda a fortalecer la superficie del diente contra las caries y si tienes una infección bucal podrás sentir alivio con metamizol sodico en cualquiera de sus presentaciones, así evitarás que la situación empeore.

Usa hilo dental es parte de una buena higiene bucal

Chica usando hilo dental

A pesar de los anuncios de cepillos de dientes que dicen limpiar entre los dientes, nada limpia mejor que el hilo dental o los cepillos interdentales, especialmente diseñados para estos rincones.

Es importante usar hilo dental o un cepillo interdental entre los dientes para tener una buena higiene bucal, prevenir el mal aliento, la caries dental y la enfermedad de las encías.

Evita los refrigerios

Procura tener solo tres comidas principales al día, con un mínimo de refrigerios. Los refrigerios promueven más ácido de placa en la boca, lo que a su vez deja las superficies de los dientes más susceptibles a las caries.

A veces no es la comida que comemos sino la frecuencia de lo que comemos. Es importante que los dientes tengan un período de recuperación después de cada ataque ácido.

Si eres hambriento, prueba con palomitas de maíz, queso, leche o agua, así también cuidarás llevar una vida saludable.

Cambia tu cepillo de dientes regularmente

Al igual que cualquier producto una vez que comienzas a usarlo, se vuelve menos efectivo, por lo que es importante cambiar tu cepillo de dientes cuando las cerdas comienzan a perder su forma o cada tres meses para procurar la higiene bucal.

Intenta dejar de fumar

Fumar es una causa muy bien investigada de enfermedad de las encías. Contiene muchas toxinas que pueden ocultar los signos normales de la enfermedad de las encías y, debido a estas toxinas, el sarro puede ser más agresivo y destruir el tejido dental más rápido que para un no fumador.

Visita a tu dentista regularmente

Es importante ver a tu dentista e higienista regularmente para chequeos y limpiezas dentales.

Tu dentista identificará los dientes que puedan necesitar empastes o analizará el riesgo y los controlará.

Tu higienista limpiará los dientes y te aconsejará sobre las mejores herramientas adecuadas para para mantener el cuidado de tu hogar a la altura.

El último punto es muy importante para que tu higiene bucal no corra ningún riesgo. Haz el fuerzo cada mes de ir con un dentista para que evalúe tu situación. 😉