Mujer con dolor sinusal
General

Pasos para evitar el dolor sinusal

Los resfriados, la gripe, los alérgenos y los contaminantes son las causas más comunes de dolor sinusal.  ¡Dales un vistazo a las siguientes recomendaciones!

¿Qué causa el dolor sinusal?

La causa número uno son las alergias:  Algunas personas tienen alergias estacionales y se molestan más durante la primavera y el otoño, cuando el recuento de polen es alto.

Mientras que otras tienen alergias durante todo el año que desencadenan continuamente su dolor y congestión nasal.

La segunda causa principal es el resfriado común o gripe: un virus, puede convertirse en una infección y dolor sinusal que ataca el revestimiento de los senos paranasales, que responden con hinchazón.

Esto da como resultado un estrechamiento de las vías de drenaje en los senos paranasales y la nariz, en respuesta, produce más moco, que se bloquea en los senos inflamados.

A las bacterias les gusta crecer donde se acumula el moco y a veces causan una infección sinusal persistente; una infección puede persistir incluso después de que el virus del resfriado haya desaparecido.

Otras causas de dolor sinusal, presión y congestión incluyen:

La contaminación del aire, el humo del cigarrillo y los irritantes químicos, como los aerosoles de pesticidas y los limpiadores domésticos, pueden inflamar los revestimientos sinusales.

Esto sin duda puede ocasionar dolores de cabeza extremos que se pueden controlar con medicamento de venta libre por ejemplo Tylenol pero en otras ocasiones es necesario acudir al médico.

Aquí los pasos para evitar el dolor sinusal

Evita hongos: Este es un problema creciente, especialmente en personas con sistemas inmunes debilitados por afecciones como el SIDA, la leucemia y la diabetes.

Natación o buceo: Estas actividades pueden aumentar tu riesgo de sinusitis debido a los cambios de presión en la nariz y los senos paranasales.

Lávate las manos con frecuencia: Esto es especialmente importante durante el clima frío, cuando los virus pueden vivir más tiempo en los pomos de las puertas y otras superficies.

Vacúnate contra la gripe anualmente: Al prevenir la gripe, también puedes prevenir una infección y dolor sinusal, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Dieta y ejercicio equilibrado: Mantenerse en buen estado de salud mantiene tu sistema inmunológico en guardia.

Dejar de fumar: El humo del cigarrillo puede irritar los senos y provocar sinusitis.

El dolor sinusal puede ser peor para las personas con alergias y sistemas inmunes debilitados, pero seguir un estilo de vida saludable y practicar una buena higiene podría salvarte de este molesto padecimiento.