lo que no debes olvidar en la playa
Tendencias

Lo que no puedes olvidar si vas a la playa

Con el verano comienzan las vacaciones para los niños y días libres para el resto de la familia. Para muchos es muy apetecible disfrutar de días en la playa, no obstante, ¿sabemos qué no hay que olvidar cuando se va a la playa en familia? Descubramos a continuación qué cosas son esenciales para disfrutar de una jornada playera en familia.

VERANO EN FAMILIA

El verano es una gran época para disfrutar en familia. Los niños son los grandes protagonistas, tienen varias semanas de vacaciones, y su rutina se modifica considerablemente.

El verano es época de playa y piscina por excelencia. Pensando en el ocio y en actividades que distraigan y refresquen dadas las altas temperaturas, la playa es una de las opciones estrella.

Sin embargo, puede incluso darse la situación que los adultos rechacen ir frecuentemente a este tipo de sitios cuando van con niños por el trabajo y estrés que supone.

Los nervios y deseos de salir de casa, las prisas por la inquietud de los niños, el calor, el tener que coger probablemente transporte para desplazarse, hacen que se queden cosas olvidadas en casa. Para los adultos de la casa es agotador tener que encargarse de cuidar a los niños para que no les suceda nada malo.

Además su misión es asegurar el bienestar y la comodidad de otros familiares que probablemente estén de paso y pensar en el checklist idóneo para ir a la playa.

EL MOMENTO DE IR A LA PLAYA

En verano hay muchas actividades para hacer en familia: pasar días de descanso con otros familiares, viajes a otros lugares, visitar centros comerciales, recintos de juegos, pero la piscina y la playa son las más demandadas.

Ir a la playa debe hacerse desde la responsabilidad y teniendo presentes ante todo las necesidades de los más pequeños y si se da el caso de personas de mayor edad.

Las extremas temperaturas y la inexperiencia en el agua deben ser una premisa a tener en cuenta. Algunos de los elementos indispensables que no conviene olvidar para llevar a la playa se enumeran a continuación.

Crema solar

El protector solar es lo primero, y además lo es para todos los miembros de la familia, sobre todo para los niños.

Hay que considerar el tipo de piel a modo individual y procurar renovar la aplicación cada media hora aproximadamente. La exposición del niño y personas mayores al sol debe hacerse de un modo responsable, considerando las horas de mayor calor.

lo que no debes de olvidar para la playa

Gorro y/o sombrero y gafas de sol

Para resguardarse de los rayos solares, qué mejor que un gorro y/ sombrero y gafas de sol. No hay que escatimar en la protección, no solo con factor solar alto en las horas de más calor sobre todo, donde es recomendable estar bajo la sombrilla, sino cubrirse el rostro con estos accesorios. Tanto pueden llevarse puestos en el coche, por la calle, como ponerlos en el momento del baño.

Toallas

Si la familia va sin la intención de reservar una tumbona en la playa, son imprescindibles las toallas tanto para tumbarse y relajarse y lograr instantes libres de arena, como para secarse.

Siendo realistas con niños es bastante complicado no acabar siendo una croqueta, no obstante para comer los “tuppers”, no queda otra posibilidad.

Flotador o manguitos

Si los niños son pequeños y están en edad de aprender a nadar, e incluso para evitar cualquier susto, los padres no pueden olvidar en casa sus manguitos o flotadores.

Estos accesorios, por seguridad, debe llevarse puestos en todo momento en el agua. Igualmente un adulto, o la familia, han de estar siempre pendientes de ellos y no dejarles solos. Para un baño responsable los adultos deben observar qué tipo de bandera ondea.

Ropa fresca y cómoda

Para ir a la playa los miembros de la familia (adultos y niños) deben ir cómodos, frescos, sin mucha ropa ni accesorios innecesarios.

También es práctico llevar sandalias o chanclas de goma que puedan mojarse, y evitar llevar calcetines que causará mucho calor y será molesto ponerse al marcharse, ya que seguramente seguirán los pies con arena y todavía algo mojados.

Bañadores de repuesto o ropa interior

Hay personas que no, pero otras son auténticas maniáticas con la arena o con el hecho de regresar semi-mojados a casa en el coche.

Para evitar esta situación, al igual que con los niños, los adultos pueden optar por, aparte del traje de baño principal, llevar un bañador de repuesto para el regreso y que así ir seco y más limpio. También es cómodo para ir a tomar algo a algún establecimiento que no sea en la playa o a línea de playa.

Talvez le gustaría..