hombre agarrandose el cuello por dolor por faringitis
Salud y belleza

Faringitis: causas y cómo tratarlo

La faringitis es la inflamación de las membranas mucosas que recubren la parte posterior de la garganta o faringe. Esta inflamación puede causar molestias, sequedad y dificultad para tragar.

Faringitis es el término médico para un dolor de garganta. Las causas de la faringitis incluyen infecciones virales, tales como el resfriado común, e infecciones bacterianas, tales como el grupo A Estreptococos.

El tratamiento apropiado para la faringitis varía según su causa subyacente.

¿Qué medicamentos sirven?

Para infecciones bacterianas, un médico puede recetarle a una persona un tratamiento con antibióticos orales como bencilpenicilina o amoxicilina.

Los antibióticos apuntan a prevenir complicaciones, como fiebre reumática o enfermedad renal, no para tratar el dolor de garganta. Es esencial completar todo el tratamiento con antibióticos para asegurar que la infección haya desaparecido y para prevenir la reinfección.

Es una afección común y rara vez es motivo de preocupación. La faringitis viral a menudo desaparece por sí sola en aproximadamente una semana. Sin embargo, conocer la causa puede ayudar a las personas a reducir sus opciones de tratamiento.

¿Qué causa la faringitis?

Las infecciones virales son la causa más común. Algunos virus comunes que pueden lo pueden causar incluyen:

  • Rinovirus
  • coronavirus o parainfluenza
  • coldadenovirus, que puede causar conjuntivitis, también conocida como conjuntivitis y resfriado común

Los factores que pueden aumentar el riesgo de faringitis de una persona incluyen:

  • Tener antecedentes de alergias
  • Tener antecedentes de infecciones sinusales frecuentes
  • fumar o exponerse al humo de segunda mano

Síntomas

El síntoma principal de la faringitis es dolor de garganta, sequedad o picazón en la garganta. Pueden aparecer síntomas adicionales según el tipo de infección, como síntomas de resfriado o gripe.

Los síntomas de la faringitis viral incluyen:

  • tos
  • un dolor de cabeza
  • fiebre
  • dolor de cuerpo
  • estornudos
  • congestión en los conductos nasales
  • ganglios linfáticos inflamados
  • fatiga
  • úlceras en la boca

Recuerde siempre consultar con un Médico para que lo oriente de la mejor manera.