nimesulida-como-analgésico
Medicamentos

Eficacia análgesica con Nimesulida.

Antes de ingerir cualquier medicamento es importante que consultes a un profesional, la nimesulida es un anti-inflamatorio no esteroide, con propiedad analgésica, coadyuvante del dolor y fiebre producida por diversos problemas, como faringitis, sinusitis, otitis o cistitis aguda.

En farmacias es posible que lo puedas encontrar en gel o pomada, algunos lo utilizan para aliviar el dolor de ligamentos, músculos, tendones y articulaciones ideal si eres un atleta de alto rendimiento y que estás expuesto a este tipo de lesiones

Te puede interesar: Celebrar el día de las madres

También en esguinces, torceduras, fracturas, artritis reumatoide y ostroartritis, ayudando a la degradación de tejidos como la elastina.

La nimesulida ayuda a aliviar dolores de:

  • Cabeza
  • Garganta
  • Oído
  • Menstruales
  • Muelas

Es un excelente auxiliar en padecimientos de inflamación, heridas o estados post-quirúrgicos, es importante que revises si eres alérgico al ácido acetilsalicílico, no es recomendable en pacientes con insuficiencia cardíaca, renal o hipertensión, asmáticos o con síndrome de hiperactividad bronquial.

También en pacientes que presentan diabetes mellitus, hepatitis, colitis, alcoholismo, fumadores, hemorroides, lupus eritematoso sistemico.

Restricciones en embarazo y lactancia, niños menores de 12 años personas con hemorragia gastrointestinal, insuficiencia cardíaca o hipertensión.

Dentro de las reacciones secundarias, la nimesulida puede causar vértigo, somnolencia, náuseas, vomito, diarrea, sangrado gastrointestinal, sudoración excesiva, trastornos de sueño, cefalea, trastornos de visión, sensibilidad.