Mujer con frutas, verduras y más
General

Cuida tu sistema respiratorio

Tu sistema respiratorio, que incluye la nariz, la garganta, la tráquea y los pulmones, lleva aire a tu cuerpo cuando respiras.

En los pulmones, el oxígeno de cada respiración se transfiere al torrente sanguíneo y se envía a todas las células del cuerpo como combustible para mantener la vida.

Si ya estás enfermo y quieres curarte rápido, tomar medicamentos con bencilpenicilina será tu mejor opción, sólo asegúrate de ir con tu médico para que te recete la dosis adecuada. A continuación, te decimos cómo cuidar de tu sistema respiratorio:

Deja de fumar y mantente alejado de la contaminación

Persona rechazando un cigarro

Fumar ha sido durante mucho tiempo la causa principal de enfermedades respiratorias, pero nuevos estudios sugieren que el humo de segunda mano puede causar los mismos problemas que fumar directamente.

El humo de segunda mano puede conducir a un aumento del 30 por ciento en la incidencia de enfermedades del corazón y a un fuerte aumento en el riesgo de cáncer de pulmón e infecciones pulmonares.

Los niños expuestos al humo de segunda mano enfrentan una mayor prevalencia de enfermedades respiratorias, infecciones del oído, infecciones en tu sistema respiratorio y de los senos paranasales, enfermedades orales y muchas complicaciones a largo plazo como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

Aléjate de personas con infecciones virales

Evita el contacto directo con personas que estén enfermas. Si tú estás enfermo, mantén la distancia con otras personas para evitar que ellos también se enfermen y tengan problemas con su sistema respiratorio.

Hacer ejercicio regularmente

Realizar de forma regular y sistemática una actividad física ha demostrado ser una práctica muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, a la vez que ayuda al carácter, la disciplina y a la toma de decisiones en la vida cotidiana.

Come una dieta sana y equilibrada

Comer sano no es un régimen, es un estilo de vida en el que proporcionas a tu cuerpo lo que necesita para mantenerte sano, en forma y más feliz que nunca. Otra de las consecuencias, es que tu sistema respiratorio se mantendrá sano y fuerte.

Mantener un peso saludable

Perder peso y dejar de fumar puede ayudar a aliviar las molestias que sufra tu sistema respiratorio. Para casos más severos, tu médico puede recomendarte algún plan alimenticio que te ayudará a calmarte y lograr tu meta.

En realidad, si llevas un estilo de vida saludable tendrás como consecuencia que tu sistema respiratorio se mantenga saludable y así, contraerás enfermedades severas. ¡Esperamos que estos tips te hallan sido de utilidad!