Arma tu botiquín de primeros auxilios
Tendencias

Crea un botiquín de primeros auxilios

En un momento u otro, la mayoría de nosotros hemos tenido la desagradable experiencia de cortar un dedo y luego correr por la casa buscando un curita. ¿Apoco no? Pues entonces un botiquín de primeros auxilios es clave para tu hogar, aprende cómo crearlo.

Desde raspones hasta moretones y dolores de cabeza, tener un botiquín bien abastecido es una parte clave de la preparación. Y mucho más ahora con todo el tema de la pandemia actual que todo el mundo está viviendo.

Botiquín de primeros auxilios

Por supuesto, nunca debes automedicarte si tienes una emergencia médica, pero un botiquín de primeros auxilios protege a tu hogar al ayudarte a manejar lesiones, enfermedades y heridas comunes, e incluso algunas emergencias más graves, en cualquier momento.

Para estar preparado para emergencias, la Cruz Roja recomienda que tenga un botiquín de primeros auxilios en tu hogar y otro en tu automóvil.

Sigue leyendo y aprende cómo armar un buen kit de primeros auxilios para tu hogar.

¿Deberías comprar un kit?

Tu botiquín de primeros auxilios debe adaptarse a las necesidades médicas específicas de tu hogar, pero hay algunos artículos que cada botiquín debe contener, como un termómetro.

Tu farmacia local debe tener todos los elementos que necesitarás para un botiquín básico, y probablemente también venda kits bien armados en caso de que no quieras comenzar desde cero.

Es importante que ahora en temas de la pandemia y el aislamiento, tomes en consideración mensajes como: descarga nuestra app de Farmacias que te permitan hacer compras en línea de forma segura y con algunos otros beneficios.

Elementos esenciales que todo botiquín de primeros auxilios

El contenido de tu kit de primeros auxilios variará según tus necesidades, pero debes tener todos estos conceptos básicos:

  • Un manual de primeros auxilios: para que sepas cómo usar el contenido de tu kit.
  • Vendajes adhesivos de diversos tamaños: para cubrir pequeños cortes y rasguños.
  • Vendajes triangulares: para envolver heridas y hacer un cabestrillo.
  • Rollos de gasa y almohadillas de dos y cuatro pulgadas: para cubrir cortes y raspaduras.
  • Tijeras estériles: para cortar cinta, gasa, ropa u otras necesidades.
  • Cinta adhesiva: para mantener la gasa en su lugar al vendar heridas grandes.
  • Guantes sin látex: para reducir el riesgo de infección al tratar heridas.
  • Compresa fría instantánea: para esguinces, dolores y dolor en las articulaciones.
  • Termómetro: para controlar tu temperatura cuando te siente enfermo.
  • Aspirina: en caso de dolor en el pecho. Pero lee las advertencias, especialmente para los niños.

Botiquín para casa

Un botiquín de primeros auxilios siempre debe estar en tu casa, ya sea para evitar un dolor de cabeza o para atender heridas. ¡Haz conciencia y comienza a armar tu kit!

Talvez le gustaría..