quedarse dormido
Salud y Bienestar

Cómo quedarse dormido en 2 simples pasos

Usualmente diría que quedarse dormido no es cosa del otro mundo. Personalmente, me acuesto y antes de que piense cualquier otra cosa ya me quedé dormido. Sin embargo, he padecido insomnios fuertes en determinados momentos de mi vida que hacían que dormirse fuera una batalla cada noche.

Por eso entiendo perfecto aquella sensación de estar despierto a las 3 de la mañana, con le mente super atenta y con el sueño pareciendo una imagen lejana y absurda. ¿Cómo puedes dormir cuando no tienes sueño?

Para el tema, hace muchos años que se comenzó a desarrollar una ciencia basada justamente en el análisis de cómo soñamos, porque dormimos, que es lo que se necesita para dormir adecuadamente. Con estos estudios, se han identificado una variedad de prácticas y hábitos que llevan a las personas a tener una mejor conciencia de cómo dormir bien y a tomar acciones para tratar de lograrlo.

Cuando yo padecí insomnio y busqué ayuda profesional llegué a la conclusión de que se pueden hacer cosas en casa y sin mucho esfuerzo y conllevan a una mejor capacidad de dormir bien.

dormir bien

Empieza por lo primero, tu habitación

Convierte tu habitación en un ambiente tranquilo, oscuro y fresco pueda ayudar a promover un sueño profundo. Si tienes una habitación atiborrada de cosas y situaciones, con la ropa tirada por todas partes, con aparatos de ejercicio, con computadoras, etc. Todo esto genera una serie de elementos que distraen a tu mente y a tu cuerpo del objetivo final.

Procura tener una cama con un colchón de buena calidad y de buen tamaño. Deshazte de esa cama de adolescente y consigue un colchón matrimonial por lo menos. Procura colocar cortinas que no dejen pasar la luz. Saca tu televisión Sony de 50 pulgadas y HD para evitar la tentación de poner una serie a las 2 de la mañana cuando no puedas dormir. Busca una almohada de buena calidad (hoy en día hay muchos tipos, formas y materiales distintos).

Si lo crees necesario, puedes colocar un poco de aromaterapia con olores relajantes como la lavanda que ayuden a calmar los nervios. El uso de velas es también muy recomendado, sin embargo, por motivos de seguridad, coloca la vela dentro de un plato de sopa o algún tazón profundo para que vaya a caer al suelo mientras duermes.

Al final, la idea es crear el ambiente perfecto para producir sueño. Piensa que tendrás una cita contigo misma y que desear crear el ambiente ideal.

dormirse

La rutina antes de dormirse

Una cosa que yo hacía todas las noches antes de irme a la cama era ver la televisión. La mejor noche para mi era sentarme en el sillón, servirme un gran plato de lasaña y disfrutar de una coca cola bien fría. Sin darme cuenta pasé una buena cantidad de noches con esa rutina sin saber exactamente en que momento lo había decidido.

Las acciones que realices por la noche antes de dormir van a tener una repercusión directa en la manera como descansas o duermes durante la noche. Mientras más saludable sea tu rutina nocturna en general, tendrás menos problemas para dormir.

Un día noté que ya tenía muchos kilos encima, por lo que fui a una nutrióloga para buscar bajar de peso. Esta doctora medio una dieta no muy difícil y me puso a hacer ejercicio todos los días. Nunca he sido muy atleta, así que comencé a hacer ejercicio de a poco en mi casa y el mejor momento que encontré para hacerlo fue en la noche, después de la cena.

La dieta no la pude llevar mucho tiempo porque no me gustaba nada, sin embargo, lo del ejercicio poco a poco lo fui queriendo. Quizás las primeras semanas fuera duro, pero después fue algo que me gustaba mucho. Como yo hacía ejercicio después de cenar, tampoco me daban ganas de comer algo muy pesado o lleno de grasa.

Me di cuenta de que el ejercicio y el ritual que haces antes de dormir cada noche, realmente me ayudaba a tener más noches de sueño completo y sin interrupciones.

Mi recomendación es que cuando te vayas dormir, practiques algunos estiramientos, canses un poco el cuerpo, esto ayudará a sacar las ideas y el estrés de la mente. Y después de eso tómate tu tiempo para arreglarte, toma un baño, considera la aromaterapia, lee un libro en la cama. Poco a poco, el cuerpo va a acostumbrándose a relajarse a la misma hora y entenderá que es el momento de dormir.

Sigue estos dos sencillos pasos y estoy segura de que podrás ver cambios radicales en la manera en que te vas a dormir y descansas cada noche.

No te olvides dejarnos un comentario y seguir leyendo otros artículos que te podrían interesar.

 

Talvez le gustaría..