Medicinas herbales
Salud y Bienestar

6 Medicinas Herbales más Populares

Durante siglos, las culturas de todo el mundo han confiado en las medicinas herbales tradicionales para satisfacer sus necesidades de atención médica.

A pesar de los avances médicos y tecnológicos de la era moderna, la demanda mundial de remedios herbales está en aumento.

Algunos remedios naturales pueden ser más asequibles y accesibles que los medicamentos convencionales, y muchas personas prefieren usarlos porque se alinean con sus ideologías de salud personales.

Por esto y más, aquí hay 6 medicinas herbales más populares del mundo, incluidos sus principales beneficios, usos e información.

Medicinas herbales

1. Ginseng

El ginseng es una planta medicinal cuyas raíces generalmente se remojan para hacer un té o se secan para hacer un polvo.

Con frecuencia se utiliza en la medicina tradicional china para reducir la inflamación y aumentar la inmunidad, la función cerebral y los niveles de energía.

Existen varias variedades, pero las dos más populares son las de Asia y América: Panax ginseng y Panax quinquefolius, respectivamente.

Se cree que el ginseng americano cultiva la relajación, mientras que el ginseng asiático se considera más estimulante.

El uso a corto plazo se considera relativamente seguro, pero la seguridad a largo plazo del ginseng sigue sin estar clara. Los posibles efectos secundarios incluyen dolores de cabeza, falta de sueño y problemas digestivos.

El ginseng es una de las medicinas herbales que es utilizada con frecuencia en la medicina tradicional china para aumentar la inmunidad, la función cerebral y los niveles de energía.

2. Ginkgo biloba

El ginkgo biloba, también conocido simplemente como ginkgo, es un medicamento a base de hierbas derivado del árbol de la doncella.

Originario de China, el ginkgo se ha utilizado en la medicina tradicional china durante miles de años y sigue siendo un suplemento herbario más vendido en la actualidad. Contiene una variedad de antioxidantes potentes que se cree que proporcionan varios beneficios.

Las semillas y las hojas se usan tradicionalmente para hacer tés y tinturas, pero la mayoría de las aplicaciones modernas usan extracto de hoja.

Algunas personas también disfrutan comiendo fruta cruda y semillas tostadas. Sin embargo, las semillas son ligeramente tóxicas y solo deben comerse en pequeñas cantidades, si es que lo hacen.

Se dice que el Ginkgo trata una amplia gama de dolencias, incluidas enfermedades cardíacas, demencia, dificultades mentales y disfunción sexual.

Aunque la mayoría de las personas lo tolera bien, los posibles efectos secundarios incluyen dolor de cabeza, palpitaciones cardíacas, problemas digestivos, reacciones cutáneas y un mayor riesgo de sangrado.

3. Echinacea

La equinácea, o coneflower, es una planta con flores y una de las medicinas herbales más populares. Infórmate y conoce sobre euinacea beneficios.

Originario de América del Norte, se ha utilizado durante mucho tiempo en las prácticas de los nativos americanos para tratar una variedad de dolencias, incluidas heridas, quemaduras, dolor de dientes, dolor de garganta y malestar estomacal.

La mayoría de las partes de la planta, incluidas las hojas, los pétalos y las raíces, se pueden usar con fines medicinales, aunque muchas personas creen que las raíces tienen el efecto más fuerte.

La equinácea generalmente se toma como un té o suplemento, pero también se puede aplicar tópicamente.

Hoy en día, se usa principalmente para tratar o prevenir el resfriado común, aunque la ciencia detrás de esto no es particularmente fuerte.

Puede encontrar equinácea en la mayoría de los supermercados y tiendas naturistas, aunque también puede comprarla en línea.

Te de equinacea

4. Saúco

La baya del saúco es una de las más antiguas medicinas herbales, hecha de la fruta cocida de la planta Sambucus nigra. Se ha utilizado durante mucho tiempo para aliviar dolores de cabeza, dolor nervioso, dolor de muelas, resfriados, infecciones virales y estreñimiento.

Hoy en día, se comercializa principalmente como un tratamiento para los síntomas asociados con la gripe y el resfriado común.

La baya del saúco está disponible como jarabe o pastillas, aunque no hay una dosis estándar. Algunas personas prefieren hacer su propio jarabe o té cocinando bayas de saúco con otros ingredientes, como miel y jengibre.

El uso a corto plazo se considera seguro, pero la fruta inmadura o cruda es tóxica y puede causar síntomas como náuseas, vómitos y diarrea.

5. Hierba de San Juan

La hierba de San Juan es un medicamento a base de hierbas derivado de la planta de flores Hypericum perforatum. Sus pequeñas flores amarillas se usan comúnmente para hacer tés, cápsulas o extractos.

De hecho, la Hierba San Juan es una de las medicinas herbales que se considera con poderes mágicos.  Su uso se remonta a la antigua Grecia, y todavía es recetado con frecuencia por profesionales médicos en partes de Europa.

Históricamente, se utilizó para ayudar a la cicatrización de heridas y aliviar el insomnio, la depresión y diversas enfermedades renales y pulmonares. Hoy en día, se prescribe en gran medida para tratar la depresión leve a moderada.

También interfiere con numerosos medicamentos, incluidos antidepresivos, anticonceptivos, anticoagulantes, ciertos medicamentos para el dolor y algunos tipos de tratamientos contra el cáncer.

Te de la hierba de San Juan

6. La cúrcuma

La cúrcuma es una hierba que pertenece a la familia del jengibre. Utilizado durante miles de años en la cocina y la medicina por igual, recientemente ha llamado la atención por sus potentes propiedades antiinflamatorias.

La curcumina es el principal compuesto activo en la cúrcuma. Puede tratar una serie de afecciones, que incluyen inflamación crónica, dolor, síndrome metabólico y ansiedad.

En particular, múltiples estudios revelan que las dosis suplementarias de curcumina son tan efectivas para aliviar el dolor de artritis como algunos medicamentos antiinflamatorios comunes, como el ibuprofeno.

Tanto los suplementos de cúrcuma como la curcumina se consideran seguros, pero dosis muy altas pueden provocar diarrea, dolor de cabeza o irritación de la piel.

Muchas personas en todo el mundo confían en las hierbas medicinales para tratar afecciones de salud. Existen innumerables variedades, pero algunas de las más populares incluyen gingko, ginseng, jengibre, cúrcuma y manzanilla.

Aunque sus aplicaciones tienden a ser muy amplias, muchos de sus supuestos beneficios carecen de evidencia científica sólida.

Ten en cuenta que, al igual que los medicamentos convencionales, las medicinas herbales pueden interactuar negativamente con otros medicamentos. Por lo tanto, se recomienda que consulte a su medico para mejorar tu salud.

Talvez le gustaría..