5 consejos para el cuidado del cabello de niños

5 consejos para el cuidado del cabello de niños

El cuidado del cabello de niños es uno que requiere especial atención. Aunque las apariencias de los niños parecen simples, es fácil cometer ciertos errores que pueden maltratar sus cabelleras.

¿Alguna vez te has parado a mirar de cerca el cabello de un niño? ¿Recuerdas cómo era el tuyo? Te sorprenderá saber que el cuidado de su cabello no se limita a utilizar un shampoo que no irrite sus ojitos o recoger su cabello en lindos peinados.

El cabello de los niños pequeños es muy delicado, por lo que no se puede tratar como el de un adulto. Lo ideal es mantener la mayor cantidad posible de su belleza natural.

A continuación te proporcionaremos algunos consejos sobre el cuidado del cabello de niños.

Use shampoo de pH neutro

Éstos limpian eficazmente sin secar ni dejar residuos en el cuero cabelludo del niño.

En general, este tipo de shampoo no contiene jabón ni alcohol, lo que los convierte en una opción segura para el cuero cabelludo de tu hijo.

Aprende a desenredar el cabello

Si el cabello de tu hijo se enreda mucho, ¡no te preocupes! Hay varias maneras de desenredarlo. 

Primero, cuida bien el tipo de cepillo que vas a usar. Elige siempre uno grande, con dientes muy espaciados, para que puedas desenredar los nudos más rebeldes de una manera delicada. De esta manera, no romperás el cabello del niño.

Otro truco para desenredar el cabello de los niños es peinarlo mientras están en la ducha. Incluso puedes fortalecer su cabello mediante el uso de acondicionadores hechos específicamente para niños.

Siempre comienza en las puntas del cabello, especialmente si es largo. Después de quitar los nudos, comienza a peinarlo de arriba a abajo de manera uniforme.

Otra estrategia es dividir el cabello en secciones y comenzar a peinar las puntas. También es bueno saber que el mejor momento para hacerlo es cuando tu hijo está en la ducha o cuando acaba de salir del baño.

Evita los perfumes en el cabello o el cuero cabelludo

La mayoría de los pediatras desaconsejan el uso de perfumes, ya que los bebés respirarán el alcohol del perfume y no contribuye en nada a su cuidado capilar.

Usa productos sin alcohol

Si te gusta peinar a tu hijo con spray o gel para el cabello, siempre trata de usar productos sin alcohol ni perfume.

Y recuerda siempre lavar bien su cabello para evitar la caspa y la acumulación de grasa y residuos en el cuero cabelludo.

Cepilla el cabello de su hijo todos los días

Cepillar el cabello largo de un niño debe ser tan común como cepillarse los dientes. 

Lo mejor es hacerlo por la mañana y por la noche diariamente.

Usa agua fría o templada

Cuando laves el cabello de tus hijos, usa agua fría. No es bueno usar agua demasiado caliente porque además de maltratar su cabello, daña su cuero cabelludo. Si al niño no le gusta el agua fría, puede usar agua tibia.

Como truco adicional, recomendamos dejar el agua tibia para aplicar un poco de acondicionador en el cabello de su hijo. Este producto solo debe usarse para cabellos muy rebeldes.

El agua tibia abrirá los poros y dejará que el acondicionador funcione. Deja reposar el acondicionador durante al menos 1 minuto y enjuágalo cuidadosamente con agua tibia.

Visita la estética para niños una vez al mes

Por último, recomendamos contar con una buena peluquería. Los malos cortes de cabello o tratamientos pueden tener consecuencias difíciles de reparar.

Además, un despunte al mes siempre es necesario para que el cabello siga creciendo sano y sin puntas abiertas.